Un Romance Insólito (Íncubo/Súcubo)

|

Un romance insólito

Hace mucho, mucho tiempo sucedió un hecho extraordinario. Un Íncubo y un Súcubo vivieron un romance verdaderamente explosivo, como no podía ser menos. ¡La debacle! En ninguna cabeza cabe que dos demonios sexuales se embarque en una aventura romántica entre ellos, o mejor dicho, “contra” ellos. ¡Quién lo iba a imaginar!

Pues sucedió y por espacio de un mes aproximadamente. Los encuentros eran batallas orgiásticas descomunales que duraban toda una noche. Cuando amanecía, cada cual se retiraba a su morada, completamente exhausto, vacio, vencido, magullado…pero en cierto sentido, feliz.

Después de unas cuantas “sesiones”, más que demonios parecían fantasmas anémicos, un sombra pálida de aquellos orgullosos seductores que habían tomado apariencia de joven apuesto, el Incubo, y de hermosísima y exótica mujer, el Súcubo. Cada batalla era un robo de energía sexual al amante pero no la podían aprovechar a su favor, solo suponía pérdida para ambos bandos. Sus energías eran incompatibles, sus cuerpos la rechazaban una vez robada del contrario.

Por fin llegó la cordura, si se puede llamar así a una decisión demoníaca. A pesar de la atracción irresistible, acordaron que no podían seguir viéndose si no querían acabar con sus vidas. Así que decidieron de mutuo acuerdo continuar seduciendo a mortales, como está escrito y dejarse de amores y pasiones imposibles.

Enseguida empezaron a recuperar la energía sexual. Al Íncubo le creció el pene 35 cm. solo en cuatro noches seductoras y el Súcubo, recobró el brillo y la suavidad en la piel que había perdido en el romance contranatura y le volvieron a salir las alas.

Este es un hecho extraordinario y no se conoce otro ejemplo de romance entre un Íncubo y un Súcubo, que yo sepa.





7 comentarios:

babelain dijo...

Este post lo estaba "incubando" hace algún tiempo y por fin me decidí a editarlo.
Saludosssssssssss

TSI-NA-PAH dijo...

Íncubo y un Súcubo, mira por donde nunca hubiese imaginado una relacion entre ellos, pero ya se sabe que para seducir a los hombres todo vale!!Ten cuidado con las incubaciones,casi siempre dan a luz a una supernova!
un abrazo

Paco dijo...

Muchas veces es bueno controlar las pasiones, cuando éstas son contranatura.
Cada mochuelo a su olivo...
Pero... no siempre se pueden contener esas emociones. Este comportamiento mitológico se puede trasladar al ámbito humano. Hay atracciones que mejor ignorarlas...
Me pasó una vez con una fan muy jovencita, lo dejamos, pero a mí no me creció el ...
Saludos.

Napi dijo...

¡Jejeje, qué cosas tienes, killo! Y preciosas las fotos, Bab, me encanta la penúltima.

babelain dijo...

Tsi, por imaginar que no quede. Se me ocurrió a la hora de la siesta.

Paco, nosotros somos humanos, solo a los íncubos les crece de tanto robar energía sexual. Además a nosotros nos sobra (energía, digo) jejeje.

Napi, eso es lo que hay, imaginación, algo es algo. Las fotos las busqué por ahí. Hay cosas curiosas.
Gracias y saludosssssssssssssssssssss

Ficus dijo...

¿35 centimetros en solo cuatro noches de lujuria, y en otros casos alas...?. Habría quien vendería su alma por bastante menos jejeje...

babelain dijo...

Ficus, los humanos no tenemos esas "prestaciones" ni nos ofrecen esas "gangas". Pero bueno, nos apañamos con lo que hay, no?
Saludossssssssssss

Publicar un comentario